En este episodio les cuento la famosa historia mexicana de los 41.

La historia empieza con un personaje llamado Ignacio de la Torre y Mier que conoce a Amada Díaz, la hija favorita de Don Porfirio Díaz, y se casan. Esta fue una pareja que desde muy temprano en su relación empezaron a llevar vidas separadas pero mantenían una vida juntos públicamente. No tenían vida de pareja pero tenían una casa hermosa, convivían en un círculo muy privilegiado de la política mexicana.

En aquellos días del porfiriato, en la calle que hoy conocemos como la calle Madero en CDMX donde está la Torre Lationamericana, era una calle donde se decía que en la noche salían los pollos o lagartijos, muy discretamente, estos hombres que les gustaban los hombres y eran de familia adinerada, y hacían fiestas de manera muy privada. 

El 18 de noviembre de 1891, en la colonia Tabacalera a la periferia de la ciudad, se armó una buena fiesta. Antes, si ibas a hacer una fiesta privada no se necesitaba un permiso y, cabe recalcar, que aunque no se hablaba mucho de homosexualidad, en la ley no había nada que estipulara algo sobre la homosexualidad todavía. Ahí, se hizo un fiestón en la madrugada, un guardia nuevo que no conocía a nadie fue y tocó porque había mucho ruido. Cuando le abren la puerta se da cuenta que no es una fiesta común. Este policía irrumpe la fiesta, llama a más policías y se llevan a los invitados, los encarcelan y los publican al siguiente día. 

¿Qué fue lo que el policía miró? Vió a 42 hombres, 19 vestidos de mujer bailando con los otros hombres. En esta fiesta estos hombres habían planeado que un hombre joven iba a ser el premio en una rifa entre ellos. Al día siguiente cuando se presenta la noticia, solo nombraron a 41. Uno de ellos era Don Ignacio de la Tore y Mier. Escándalo nacional. 

Al siguiente día, a varios de estos hombres los publicaron en diferentes medios de comunicación y a pesar de ser 42, solo mencionaron a 41, excluyeron completamente al yerno del entonces presidente. Los hicieron barrer la vía pública vestidos de mujeres para que se burlaran de ellos. Los llamaron la aristocracia de Sodoma ya que muchos de ellos eran hombres adinerados. 

Ahí es donde empieza este sello del número 41, para referirse a personas que tenían una orientación sexual diferente. Fue la primera vez en este país que se hablaba de la homosexualidad. 

Después de la redada Don Porfirio habla con Nachito, este pierde el favor del presidente, se trataban solo por cuestiones diplomáticas, se acabó su carrera política como candidato a gobernador de Morelos. Nunca se pensó en divorciarse, no tuvo hijos con Amanda Díaz. en 1906 Ignacio conoce a Emiliano Zapata, quien trabajó en su hacienda en Morelos, era un hombre que se entendía muy bien con los caballos. Se iniciaron rumores de que estos dos tuvieron un romance, todo parece indicar que sí y Amada hace mención en su diario de que los encontró en el establo relacionándose. 

Esta es la historia que les platico en este Portafolio, para la comunidad LGBTQ+ mexicana, fue un gran paso, nombrándo a esta fiesta como la primera “gay parade” de orgullo mexicana, siendo que fueron completamente humillados en los medios nacionales.

 

La playlist del programa:

Quizás te guste

Share This