En Estados Unidos ser juez es un puesto vitalicio, que la única manera de dejar de ser defensores de la ley, es retirarse, tener influencias externas o fallecer. Hace un par de años hizo mucho ruido un documental nominado al Oscar, llamado La Jueza. Hace unas semanas, fanáticos de la Jueza fueron a llorar afuera de la Suprema Corte y me quedó la curiosidad de saber ¿por qué tanto amor a esta mujer? Y después de ver el documental, quedé con un sentimiento de admiración a este personaje, tanto que quise contarles la historia de la Notorious RBG, Ruth Bader Ginsburg.   

 

De ascendencia ucraniana y estatura pequeña, era muy distinguida físicamente. Y lo más destacable de su historia es que entre 500 alumnos de leyes en Harvard, fue una de nueve mujeres en su generación de la carrera. Después de intentar buscar trabajo ya egresada, una firma la acepta pero como secretaria y justo ahí asiste en un caso para una firma sueca. Al leer la constitución sueca, tuvo una epifanía, de que los hombres y mujeres son personas ante la ley. Y ese momento de su vida la hizo darse cuenta de que ella era activista por la igualdad. 

 

Los casos que inteligentemente escogió: 

 

En 1971 defiende a un hombre que gastó una buena fortuna cuidando a su madre y quería sus impuestos. La ley decía que se devolvería los impuestos a una mujer, un hombre casado o un hombre divorciado, lo cual él no era.

 

Un caso donde una mujer militar tenía derecho a comprar una casa y subsidios, pero no se lo querían dar por ser mujer. 

 

En 1975 toma un caso de un hombre que iba a ser papá por primera vez y su esposa muere a las horas del parto. No tiene mamá que le ayude a cuidarlo, y pide los derechos de guardería y seguridad social para seguir trabajando y se lo niegan. 

 

Para 1996 ya estando en la Suprema Corte de Justicia se mete en un caso de un instituto militar que no acepta mujeres y consiguió que le abriera la puerta a las mujeres que querían servir a su país. 

 

Casos de viudas, de embarazo, mujeres que perdían su trabajo o no tenían beneficios laborales, pensiones o seguros por su embarazo, defendió a muchísimas mujeres negras que esterilizaban forzosamente. Defendió los derechos en general para todas las personas independientemente de su etnia, raza, religión y creencias. 

 

Recomendaciones

El cuento de la criada

 

Documental RBG

 

La playlist de hoy:

Quizás te guste

Share This