La palabra blasfemia tiene un contexto histórico demasiado pesado pues se relaciona con la religión, el poder político, la sociedad y la cultura. Blasfemar es usar una palabra o expresión que vaya directamente en contra de alguien o algo sagrado. ¿Por qué culturalmente es tan fuerte la blasfemia?

Nos tenemos que ir poquito antes de la Edad Media para poder entenderlo. Para justificar que una familia gobernara un territorio era que eran elegidos por Dios. Por muchos siglos el lado oriente de la Tierra era regido por argumentos bíblicos y para poder controlar a la población utilizaban el miedo. Se acusaba de hereje a quienes dudaran de Dios y de los elegidos por Dios para gobernar. 

Las autoridades se encargaban de castigar a los blasfemos con mutilación de la lengua, azotes, prisión, destierro, galeras y confiscación de bienes. 

Algunas personas se autodenunciaban para no ser encarcelados y tener como castigo penitencias más ligeras. 

¿Cómo funcionó la santa inquisición en nuestro país cuando era la Nueva España? Cuando en Europa ya no funcionaba el miedo porque había más información, acá había más oportunidad de utilizar la blasfemia para controlar la cultura. Les impusieron la religión católica y el Dios cristiano, se establece un tribunal del Santo Oficio para imponer su religión y que dejaran de creer en tanto dioses. 

Museo de la Tortura en CDMX: 80 aparatos reales de tortura que se utilizaron durante la inquisición europea. 

 

Se juzgaba cualquier tipo de ritual que no fuera relacionado con la religión católica, si te torcían leyendo algún libro relacionado con la cultura anterior, el perder la virginidad, el consumir plantas para rituales (como el peyote).

El principal castigo era la vergüenza pública. También tener una corona con campanas, el destierro, llenarte el cuerpo de miel por días, hasta la pena de muerte. 

 

Películas Blasfemas

-El crimen del padre amaro: la encuentras en netflix y clarovideo

-The master: está en clarovideo y googleplay

-La mala educación: en hbo

 

La playlist del programa:

Quizás te guste

Share This