El #PORTAFOLIO 132 lo  dedicamos a analizar las pruebas que todos podemos ver a diario de que sí estamos muy mal con el planeta, o más bien, el planeta con nosotros porque no hemos hecho nada por devolverle algo de lo mucho que nos da.

La semana pasada hubo varios eventos que fueron imposibles de ignorar: primero el centro y norte del país ardiendo en temperaturas y en incendios forestales, una Ciudad de México que tan brumosa de smog que parece de ciencia ficción, y los científicos diciendo que llegamos a los niveles de concentración de dióxido de carbono en la atmósfera que jamás en la historia de la humanidad se habían registrado. Para cerrar los indicadores la Plataforma Intergubernamental sobre la Biodiversidad y los Servicios Ecosistémicos, presentó su informe tras tres años de recopilación de datos en el planeta y no hay de otra más que afrontar que la actividad humana en todas sus formas está llevando al planeta a su colapso.

La IPBES dice que comprando popotes de metal y llevando nuestras bolsas al mercado no es suficiente, y que en realidad debemos mirar de manera seria nuestro hiperconsumismo.

La prueba final que me hizo hablarles de este tema fue que un empresario hizo una inmersión al lugar más profundo del mar, y al que ningún hombre o mujer había llegado, y encontró una bolsa de plástico, de verdad no vemos, no queremos ver.

En el programa les mencioné que Greenpeace publicó una lista de las empresas que más contaminan a nuestro planeta, aquí se las dejo, para que vayamos alejándonos de ellas en la medida de nuestras posibilidades.

Les pasé 3 recomendaciones para ver, el documental Terra analiza la manera en que nuestra especie ha ido acabando con todo a lo largo de la historia, Dirty Money analiza contaminación y corrupción, y la serie Billions nos da una idea de como se manejan los recursos en Wall Street sin importar nada más que hacer dinero.

Les dejo el playlist, estuvo bien bonita la música, para digerir un poco la realidad.

 

 

Quizás te guste

Share This