Llegó la cuarta transformación y los temas de controversia junto con las opiniones de propios y ajenos, están a la orden del día, así que no quise echarle más leña al drama y mejor escogí un tema que estoy segura les va a interesar. En el #PORTAFOLIO de hoy les contare la historia de la Residencia Oficial de Los Pinos.

Los Pinos es una propiedad de 56 mil km²  de construcción, ubicado en el bosque de chapultepec, sin timbre, ni puerta, ni dirección específica. Es 14 veces más grande que la Casa Blanca, y tiene un valor en el mercado de $1800 millones de pesos.

Los presidentes vivían en el castillo de chapultepec, hasta antes de la Revolución Mexicana y fue Don Porfirio Díaz quien al mandar a hacer la ave Reforma, le dio valor a la zona, que en aquel tiempo era un rancho. A finales del siglo XIX un señor panameño compro el área y se construyó un chalet, más tarde pasó a manos Josè Miguel Pacheco otro acaudalado señor, el cual lo nombró Rancho La Hormiga, haciendo aluciòn a que era su propiedad mas pequeña.

En los tiempos de Carranza el terreno fue expropiado (sin compensaciòn alguna al propietario), debido a que los presidentes y sus allegados, tenían la necesidad de vivir cerca uno del otro, y fue  Álvaro obregón quien declaró la propiedad como patrimonio de la nación. Cuando Lázaro Cárdenas llega a la presidencia, decide remodelar la residencia del rancho La Hormiga, ya que era más barato hacer remodelaciones, que el costo de vivir en el Palacio de Chapultepec. Es aquì que se nombra a  Los Pinos como Residencia Presidencial.

También fue Lázaro cárdenas quien le dio el nombre de Los Pinos, el cual viene de toda una historia de amor entre él y su esposa Doña Amalia Solórzano. Ellos se conocieron en un rancho en Michoacán llamado Los Pinos, y Don Lázaro le prometió que cuando llegara a la presidencia vivirían en un lugar que siempre les recordará su amor. De aquì en adelante Los Pinos se convirtió en la Residencia Presidencial.

Después llegó a la presidencia Manuel Ávila Camacho y su esposa Soledad, durante su mandato ellos solo adecuaron la residencia a su gusto. En 1946 a Miguel Alemán le pareció muy poca cosa, que esa propiedad fuera la casa del presidente, por lo que ordenó una construcción que tardó 5 años en completarse. Al final solo vivió ahì durante un año, dejando su legado como la Casa Miguel Alemán. Durante este mandato se estableció que todo lo comprado por el presidente con el erario público, puede conservarlo tras el mandato.

Durante la presidencia de Adolfo Ruiz Cortines, el considero que no era su estilo la casa Miguel Alemán por lo que el mando a construir una residencia más pequeña, con salones que hasta la fecha se utilizan, como el Salòn de los Presidentes y el salon para eventos Venustiano Carranza. Después de él, todos los presidentes vivieron en la casa Miguel Alemán, y durante todo este tiempo se han hecho cambios a la decoraciòn de acuerdo al gusto de cada presidente. Ernesto Zedillo fue el último en vivir ahí.

Vicente Fox decidió remodelar una cabaña que se encontraba en el mismo terreno y la casa Miguel Alemán se convirtió en la oficina presidencial, ya en los tiempo de la transparencia de información, no enteramos que esta remodelaciòn nos costó 30 millones de pesos. Felipe Calderón, eligió otra de las cabañas e igual se remodeló a su gusto. Enrique Peña Nieto eligió de nuevo la Miguel Alemán ya que tenía una familia bastante extensa.

Entre los secretos que guardan estas paredes, se cuenta que durante el mandato de Dìaz Ordaz, Irma Serrano era la enamorada del presidente, y cuando la esposa se enterò, la vetò de los espectáculos, por lo que Irma en venganza, se apareció en el cumpleaños de la esposa de Dìaz Ordaz con mariachi a cantarle, Por Andar Con Un Casado. Cuando el presidente la acompaña a la puerta, Irma Serrano le planta una cachetada, que le desprende la retina. Este incidente de mantuvo en secreto por mucho tiempo, hasta que saliò a la luz en el libro de Irma serrano.

Durante el sexenio de Salinas se construyó el salón Adolfo López Mateos, para celebrar los XV años de su hija Cecilia, donde el cantante invitado fue Luis Miguel. En el gobierno de López Portillo, se construyeron tres cabañas donde vivían cada uno de sus hijos junto con sus familias, incluso le construyó una bonita casa a su perro. Manuel Avila Camacho pido un campo de Golf. Felipe Calderón de mando hacer una pista de atletismo y una cantina. Estas son solo unas cuantas historias de todas las que seguramente este lugar alberga.

Dentro de todos los edificios e instalaciones que aún habitan Los Pinos, este lugar también ha contado con, cancha de tenis, alberca olimpica, campo de golf, sala de boliche, consultorio dental, pistas para atletismo, gimnasio, cuarto de masajes y un bunker construido a petición de Felipe Calderón. De Peña Nieto solo se sabe de los desmanes de sus hijos.

A partir de este domingo Los Pinos ha sido declarado como un lugar abierto al publico en general ya que Andrés Manuel vivirá en su propia casa.

Recomendaciones

La Muñeca Tetona: Los directores Diego Osorno y Alexandro Aldrete exploran en su más reciente trabajo fílmico, ‘La muñeca tetona’, la relación entre las élites del poder y las élites intelectuales en México a finales del siglo XX. Ganador del premio a mejor documental en el Festival Internacional de Cine de Monterrey, este corto parte de una curiosa fotografía en blanco y negro tomada en 1987, en una casa de la Ciudad de México, donde aparecen algunos personajes del mundo artístico y académico. Casi tres décadas después, dicha foto sale a la luz. Entre los periodistas, escritores, académicos y artistas se encontraba un polémico presidente de México y la inusual invitada a quien se debe el nombre de esta historia.

** Podcast del dìa internacional contra el VIH

 

Malamente – ROSALÍA

Started Out – Georgia

Senorita – Justin Timberlake

Total Control – Cults

Dale Calma -Technicolor Fabrics

Pado del Norte – Los Cadetes De Linares

 

Quizás te guste

Share This